Desde la instalación del primer aire acondicionado doméstico en Minneapolis, Minnesota en el año 1914, por parte de su inventor Willis Haviland Carrier, el desarrollo de los equipos de aire acondicionado y refrigeración ha sido trepidante, dando como resultado, infinidad de modelos y tipos.

Nuestros expertos de Aire & Pro le describen los principales:

Split y minisplit.

Comúnmente son equipos que se instalan en pared, cuentan con un diseño lineal sumamente atractivo. Son ideales para habitaciones o recamaras ya que el orificio que requiere para su colocación es mínimo.

De ventana .

Son cúbicos, muy eficientes pero tienen el inconveniente de requerir una abertura en una pared que dé al exterior o propiamente una ventana para que en su colocación quede la mitad dentro de la habitación y la mitad en la calle.

Portátil.

Son pequeños paquetes con llantitas y una extensión tubular que expulsa el aire hacia afuera. Su ventaja es precisamente, la posibilidad de llevarlo de un espacio a otro.